Ficha técnica
Autor:
Colección: Caminos del Sur
Traductor: 2018 (digital)
Formato: 32
Núm. de páginas: Fundación Editorial El perro y la rana
Compilador: Rebeca Rocca
ISBN: 9789801442608
List Price: DC2018001529
Juyá y Ayajuy. El dios de las lluvias y el pozo maligno

“Juyá, el dios de las lluvias, había dejado en la tierra wayúu a tres de sus hijos: el primero era Patshó-Nohuí, el varón, a quien también llamaban Sucrishira que significa libélula o “caballito del diablo”, y que cuando aparece de noche, en alguna ranchería, los wayúu lanzan sobre el fuego hogareño algunas semillas de algodón y un poco de sal para alejar la mala influencia de los caballitos del diablo que están inspirados por Yarujá, el espíritu maligno.

Luego estaban las dos hembras: Sishisí, la flor del suspiro, y Aritasí, la flor del taparo, quienes eran las jóvenes hijas de Juyá y hermanas de Patshó-Nohuí. Sucedió entonces que Juyá dejó a sus tres hijos encargados de vigilar las aguas de lluvia, para que le avisaran de cualquier cosa que pasara. Confiados entonces en que su padre les mandaría el agua necesaria para la fecundación de la tierra amada, Sishisí, la flor del suspiro, y Aritasí, la flor del taparo, amanecían abiertas en dirección a Juyá, señor del invierno.”

Juyá y Ayajui

Acerca del libro

En la implacable tierra wayúu, una culebra maligna acecha a dos hermosas muchachas. En ese encuentro trágico, la culebra signará sus destinos y marcará con la fatalidad las áridas tierras de los wayúu. De aquel encuentro nacerá también un lugar maldito: un pozo funesto al cual no deben acercarse un humanos ni animales.

Esta leyenda que presentamos a continuación está tomada del libro Leyendas indígenas guajiras de Arturo Hellmund Tello y a partir de allí hemos construido nuestra versión, tomando en consideración –para seleccionarla– la importancia de la lluvia en toda la cosmogonía de nuestros ancestros americanos. Sirva este maravilloso relato para acercarnos al imaginario de los wayúu. Queda en manos de los niños de Venezuela y de Nuestra América esta hermosa leyenda.

| DESCÁRGALO EN LA BIBLIOTECA MÁS LIVIANA DEL MUNDO