Cuando la experiencia personal es historia digna de registrar y resguardar en la memoria colectiva, el relato se funde en reportaje narrativo. La crónica, género híbrido entre la historia, el periodismo y la literatura, es lenguaje que reconstruye, a partir del relato, hechos, situaciones y experiencias. Hombres y mujeres protagonistas de historias a veces extraordinarias, raras, únicas y otras veces fundamentales, claves y urgentes, se convocan a esta colección para ayudarnos a mirar y comprender las historias desde un lugar más sensible, íntimo y cercano. Estar en el lugar indicado, en el momento exacto, convierte a quienes escriben ya no en simples testigos de lo acontecido, sino en protagonistas. Estos y estas cronistas muestran en palabras todo cuanto vieron y sintieron, transformando lo efímero o fugaz en textos inolvidables. La colección se compone de tres series: Espejos, Oficio de vivir y Vivir para contarla

Para recordar a Ludovico Silva

Para recordar a Ludovico Silva

Edición: 978-980-14-3340-8
Autores: ,
Colección: Trazos y Testimonios
Género: Testimonio
Categoría: Memoria

En esta edición, preparada por Beatriz Guzmán de Silva, encontrarán los lectores la profunda influencia que dejó el poeta y filósofo sobre todos sus contemporáneos. Son artículos que no se encuentran organizados cronológicamente, sino que ofrecen un orden de lectura abierto y fresco, con un ritmo que cambia de un autor a otro: unos textos tienden a la apología, otros al ensayo; pero todos por igual —poemas, prosas y reflexiones— se dirigen a un mismo norte: la reconstrucción de la figura del gran pensador, su persona y su obra. Es un trabajo testimonial, reflexivo, catártico y estético. No redundaremos en este punto sobre su vida y obra, pues ya se encuentra más que desarrollada en todos los escritos que aquí se reúnen, en los que se aprecia la pluma de Salvador Garmendia, J. D. García Bacca, Adriano González León, entre otros, para sumar 109 artículos diferentes. Una obra extensa difícil de lograr en un solo tomo, como se ha hecho, aunque muchos coincidirán en que se queda corta ante la talla del homenajeado.

More info →
Árboles. Crónicas de una ausencia

Árboles. Crónicas de una ausencia

DC2018000746

“Desde luego, Núñez sabía, obviamente, que los árboles constituían parte fundamental de la naturaleza venezolana y americana. Eso lo había comprobado en el propio desenvolvimiento del tiempo. Quienes se ocuparon de esa cuestión le habían dado mucha relevancia al fenómeno: Alejandro de Humboldt, por ejemplo, aquel andariego incansable, en sus viajes de 1799-1804 por estas tierras equinocciales; lo habían resaltado igualmente aquellos primeros estudios botánicos que llevaron a cabo José María Vargas y Fermín Toro, como también los efectuados por Juan Manuel Cajigal y Adolfo Ernst en el decimonono. Y en el siglo xx, a partir de 1917, está toda la labor científica de Henri Pittier. Y sin embargo, lo que estaba en el tapete no solo era la dimensión natural, de por sí grandiosa, por lo que guardara cuantitativa y cualitativamente. No era el paisaje por sí mismo. Era el mundo social de los hombres, las relaciones que se establecieron en donde las plantas entraban, sin poder eludirse o detenerlas, y pasaban a incorporarse en la historia de los acontecimientos, tanto los extraordinarios como los correspondientes a la cotidianidad. Y desde ese marco histórico se iban integrando a la mirada entretejida por la cultura. De lo que se trataba era de los árboles como signos, como una suerte de palpables documentos, en los cuales quedaban marcados los pasos sociales de los hombres. En el fondo conformaban una especie de libro, donde podría leerse el comportamiento de los seres humanos y el desplazamiento apremiante de una cultura. Ese sería el sentido y la razón que tuviera Núñez en 1948 cuando dijera: “La historia de Caracas, de Venezuela, en los últimos cincuenta años, puede escribirse a la sombra de sus árboles cortados”. Pues se trataría de la historia de una ausencia, de una carencia, de una minusvalía.”

Trino Borges

More info →
Caracas Pueblo

Caracas Pueblo

DC2017000250
Autor:
Colección: Trazos y Testimonios

“De esta lucha se tratan las páginas a continuación. Gente diferente, veteranas maestras, los ricos sin dinero: héroes a escala local. Y aunque el intento por proponer un libro cuidadoso y metódico fue sincero, no hay caraqueño alguno que no se preste de vez en cuando a la tentación de improvisar un poco, y como yo soy muy caraqueña, y como quise retratar la ciudad real de los parches, la sandunga y el reciclaje de las edificaciones, no pude otra cosa que construir un libro igualito a esta urbe que transito cada día, y me excuso nuevamente si pareciera por momentos que es este más un tributo a la diversidad de acontecimientos que se dan en una ciudad, cimarrona a la que nadie le ha podido poner las riendas por completo, que un estudio antropológico que proponga una ciudad mejor: la palabra ciudad nos remite a un centro de gran tamaño, poblado, cuyas actividades principales son la industria y el comercio; la palabra pueblo, a su vez, es referencia para un espacio más pequeño, dedicado a la producción de las materias primas, o al grupo de personas que habitan una región determinada. En la Caracas actual hay mucho de todo lo anterior, y es por eso que las páginas a continuación no son un minucioso registro de la metrópoli, sus luces, automóviles y monumentos, ni una descripción estrafalaria de la arquitectura de sus plazas. Caracas Pueblo es un humilde amasijo de historias sobre lugares, personas, costumbres y curiosidades pequeñas que de no registrarse quedarían enterradas bajo los escombros de la próxima demolición.”

Malú Rengifo.

More info →
La garra de la hiena

La garra de la hiena

DC2018001959

“Sin duda alguna, este libro forma parte de acontecimientos y hechos reales que arremeten como un terremoto en mis pensamientos, después de haber padecido las espinas de la cárcel. Después de haberme desangrado en ese lugar donde pululan las enfermedades del ocio negativo, tuve la oportunidad de fijar mis ojos en los arrebatos de las siniestras paredes que degüellan a los oprimidos. En ese paraíso desabrido reordené las alforjas de mis ideas para ir tras la esperanza de un futuro mejor.

Hoy entiendo perfectamente que para caminar hacia el futuro es necesario cambiar la forma de actuar y pensar. Para hacer posible lo imposible debo transformarme en un instrumento positivo al servicio de la sociedad, que me permita vencer los obstáculos e ir avanzando en la construcción del nuevo hombre, en la transformación del mundo y la transformación de nosotros mismos. No hay nada ni nadie que hable sobre la historia de mi propio dolor, así como habla la experiencia de mi voz encerrada en las cavernas del mar congelado. Mi gran esperanza es que todo este texto contribuya al enriquecimiento espiritual, contribuya a fomentar el amor. Espero y aspiro que estas palabras traspasen los predios del ámbito penitenciario para construir y sociabilizar los saberes de las rocas que respiran.”

Jorge Luis Alfonzo Márquez

More info →
Oigamos la voz del pueblo

Oigamos la voz del pueblo

DC2018001685Edición: 978-980-14-4195-3Audiobook: DC2018000992

“Es necesario concientizar que, para ser un eficaz servidor público, tanto la identificación como la compenetración con la función a desarrollar, así como la sensibilidad social, son elementales en un cuadro revolucionario; entender que no se puede construir fuerza política sin construir fuerza social.

Los cuadros políticos de esta era necesitan concebir su trabajo como un ejercicio en función del cambio social que soñamos, en el cual los sectores populares, sus anhelos y sus luchas no sean los grandes ignorados; donde el dirigente, el funcionario, el cuadro político que necesitamos en este momento no pueden ser cuadros con mentalidad prepotente, de sabelotodo. Porque no se trata de conducir un rebaño de ovejas. El dirigente y el cuadro político deben ser fundamentalmente pedagogos populares, capaces de absorber, aprovechar y potenciar toda la sabiduría y experiencia que existe en el pueblo, entender el problema del otro, así como saber para qué y para quién se trabaja. Esto ayuda a ser más proactivo, preocupado y diligente en el cumplimiento del compromiso social. No se puede ser socialista ni revolucionario si en las funciones que nos corresponde actuamos como reaccionarios, con criterios clasistas, excluyentes, y a veces hasta racistas.”

José Ramón Blasco Graterol

More info →
Nadaísmo con vista al Lago

Nadaísmo con vista al Lago

DC2017002414

Es poco conocida la existencia de un intercambio epistolar entre Gonzalo Arango, padre y profeta iluminado del Nadaísmo, y una entonces muy joven escritora venezolana: Laura Antillano. Hoy ella decide abrir sus archivos para presentar unas cartas que marcaron los inicios de su carrera literaria. La correspondencia de Gonzalo Arango que publicamos en Nadaísmo con vista al Lago proviene de ese intercambio de misivas que tuvo el autor con la escritora. Allí, la poética del escritor colombiano manifestaba una voluntad fundacional y conjuraba un alma poseída furiosamente por la escritura. El Nadaísmo resultaría ser no solo un movimiento literario, sino una contagiosa subversión social. Tal fue el impacto en la literatura colombiana, convocando a numerosos escritores de aquel país como lo hizo con la joven Laura, quien aunque alejada en la geografía de ese epicentro, soñaba con escribir desde la avenida El Milagro, en su recordada casa frente al Lago de Maracaibo.

More info →