Ficha técnica
Autor:
Colección: Páginas Venezolanas
Traductor: 2018 (digital)
Formato: 198
Compilador: Agustín Díaz Péndola
ISBN: 9789801443445
List Price: DC2018001961
Compulsiones y rituales

“Hay quienes piensan que asesinar es cosa de locos, asunto de brutos, de bestias, y meten a todos los asesinos en el mismo saco; creen, por no saber distinguir entre la creación artística y la repetición artesanal, que todos los asesinos son unos criminales. Pero qué vamos a hacerle, es cosa bien sabida que el mundo está lleno de ignorantes y es natural que el ‘sinsentido común’ sea incapaz de digerir lo delicado y riguroso que uno debe ser en el oficio de asesinar. Vale mencionar el cometido altruista que caracteriza a los asesinos de mi especie, cuestión que me llena de orgullo, porque soy parte de una casta de verdugos especiales. Además, sin querer ser pedante, estoy convencido de que yo he sido uno de sus exponentes más virtuosos. A las pruebas me remito: más de treinta años liberando almas con un ingenio exquisito”.

Compulsiones y rituales

Acerca del libro

Unas fascinantes crónicas del desencanto: así podríamos describir estos relatos vibrantes del escrito chileno-venezolano Agustín Díaz Péndola. Habría que recurrir lugar común y decir que despliega “un cosmos muy particular”, pero el discurso narrativo de Agustín Díaz nos coloca frente a pequeñas aventuras que terminan siendo desafiantes ante la molicie de los días, aventuras del marchitar y la desazón. Quizás no haya forma de descifrar algunas cosas en sus cuentos, pero sin duda no hará falta, porque en ese “no descifrar” muy probablemente el lector hallará un espacio para hurgar una vez más en los misterios de la condición humana.

| DESCÁRGALO EN LA BIBLIOTECA MÁS LIVIANA DEL MUNDO

Sobre el autor
Agustín Díaz Péndola

(Chile, 1971)

Invierno de 1975. El exilio para Juan Edmundo Díaz será en Venezuela. Escoltado por dos esbirros, aguarda el forzoso embarque. Las horas antes de ese 3 de junio aún permanecía cautivo y lo seguiría estando mientras pisara suelo chileno, condenado por ser miembro del MIR y apoyar a Allende. Del lado de afuera, Angélica Péndola logra respirar con alivio luego de casi un año retenido el miedo en sus pulmones: por fin su marido estaría a salvo. En el pasaporte de Juan Edmundo se lee: “ANULADO. Válido solo para salir”. En octubre de 1975 se logra reunir la familia en Venezuela. Los Teques será el lugar en donde su hijo Agustín disfrutará de la mixtura de los sabores caribeños: su nueva identidad patria. En este contexto, crece y se gradúa de bachiller. Ingresa a la UCV y obtiene el título de ingeniería química. En esta casa de estudios desarrolla su actividad como escritor, la cual había iniciado durante adolescencia. Fue cofundador del taller de poesía Tierra de Nadie (1990). En 2004 obtuvo el premio del Certamen Mayor de las Letras y las Artes, mención Narrativa, con el libro Cuentos escritos en Ramo Verde, publicado por la Fundación Editorial El perro y la rana (2006). Es autor de las novelas Caracas país de lluvia y La estación de los recuerdos.