(Táchira, 1928 – Caracas, 1999)

La ubicación de Dionisio Aymará, abogado de profesión, en la tradición de la lírica hispánica y venezolana es incluso tan paradójica como la contradicción casi irreconocible de su seudónimo literario (su nombre de ciudadano es Jorge Azaf), mezcla de dos civilizaciones distantes, la helénica y la aborigen, que quedaron en nuestra cultura unidas para toda la vida (…) Es uno de los poetas menos conocidos en Venezuela, pero con una proyección internacional sin precedentes, tanto en Latinoamérica y en Europa, como ningún otro poeta nacional hasta la fecha. Su nombre no aparece en ninguna de las antologías históricas de poesía venezolana, pero ha sido incluido, por ejemplo, en la antología prestigiosa editada por Approches y Clameur vers la Clarté, intitulada Profils Poetiques des Pays Latins, y varios de sus mejores poemas han sido traducidos al inglés, francés, griego, vasco, catalán, italiano y árabe.

Rostro de nadie

Rostro de nadie

DC2018000653

No

No,

no te conformes con ser lo que eres,

con lo que has sido a través de los años,

los siglos que has vivido en tan poco tiempo.

No,

no te conformes con la mínima ración de esperanza

que te dejan para tenerte adormecido.

Nada de sumisión:

solo tu único designio,

tu obstinada manera de atravesar la estación calurosa

el invierno, tu propia desolación frente al destino, tú mismo.

No,

no te conformes con lo que tenías

que haber sido,

no aceptes otra luz que la tuya.

Hacia atrás nada: ni un solo paso

y si no tienes luz

preferible tu propia tiniebla,

preferible tu cólera, tu sola desgarradura,

tu alarido final a dos pasos más allá del abismo,

todo,

antes que pasar como ciertas alburas

semejantes al algodón de los corderos,

todo

antes que vivir sin dignidad,

todo,

inclusive la muerte.

Dionisio Aymará

Rostro de nadie (Comp. Daniel Arella)

More info →