La Fundación Editorial Escuela El perro y la rana se unió este domingo 27 de agosto a la celebración del aniversario del Eje del Buen Vivir, un espacio cálido que ha cobijado el reencuentro de los artistas y el espacio común de la lectura del público caraqueño. En el marco de su relanzamiento, se realizaron diferentes actividades recreativas para toda familia desde las 3:00 pm hasta las 6:00pm, tales como: la lectura del libro infantil Yerbabuena y el taller introductorio para la elaboración de instrumentos musicales con materiales reciclados de la mano del ilustrador, titiritero y editor Arturo Mariño, la obra teatral Atlas liviano del Waraira Repano dirigida por Oswaldo Antonio González editor y dramaturgo, ambos trabajadores de esta casa editorial y finalmente un recital de poesía con los colectivos “Poesía a la carta” y “Criticarte”.

En horas de la tarde se dio inicio a la lectura del libro infantil Yerbabuena por Arturo Mariño, el cual relata la historia de un niño curioso que deseaba atrapar las palabras a través de una tapara. Desde los más pequeños hasta lo más grandes disfrutaron del dinamismo y alegría de la actividad, Freddy Ojeda y su esposa Lady Sánchez afirmaron que llegaron al evento de manera casual e improvisada pero que después les fue imposible irse, aseguraron que ya era necesario la recuperación del espacio para toda la familia. Por su parte Mariño resaltó que “desde hace tiempo no se reactivaban las actividades culturales, sobre todo las que tienen que ver con el libro, con el fin reforzar la promoción de la lectura”.

 

 

Luego Oswaldo González compartió con los pequeños y adultos su libro Atlas liviano del Waraira Repano a través de una dramatización teatral; este ejemplar contiene una recopilación de poemas, cuentos y curiosidades del pulmón vegetal de Caracas, y aunque aún se encuentra en proceso de construcción, no dejó de agradar al público presente. González destacó que “la obra no es más que una excusa para que los niños y los que no conocen el parque nacional se enamoren de su fauna y flora”. Así mismo, Eblys Martínez, espectadora del evento, señaló que fue sumamente entretenido y educativo para todos, al igual que Alber Araujo, que aplaudió la dinámica juguetona que se utilizó en la presentación escénica.

 

 

Tiempo después comenzó el taller “El origen de los sonidos”, nuevamente con Arturo Mariño, que consistió en una introducción para la creación de instrumentos musicales con materiales reciclables; se repartió entre el público pitillos y vasos plásticos, de los cuales emergían pequeñas y ligeras notas musicales. Cristian Losana, un niño de 8 años, afirmó con voz enérgica: “Me gusta hacer música, quiero que dibujemos todos la próxima vez”.

 

 

Al finalizar el día, la poesía se apoderó del escenario, dándole la bienvenida al colectivo “Poesía a la carta”, un grupo de poetas que a pesar de sus diferentes gustos y tendencias se unieron con el objetivo de expresar su pasión por la palabra y el arte en todas sus manifestaciones. Este grupo peculiar viene haciendo vida cultural desde octubre del 2014; su fundadora, Mike Poche, nos relató que esta idea “nace con irreverencia y en todos los espacios poco convencionales, somos un grupo de escritores, artistas y poetas, nos juntamos y empezamos a leer poesía en cualquier lugar e invitamos a cualquiera que esté cerca, siempre hacemos eso”. Además destacó que sus versos son siempre diferentes, jamás se repiten. Apadrinado el bautizo de su antología por el escritor Juan Calzadilla, Mariela Sabarse, poeta de El Valle, recalcó: “¿Por qué tenemos que guardar la poesía en lugares elitescos? Cuando la poesía les pertenece a todos y es un hecho que todos somos poetas. Es importante que se siga impulsando este proyecto, Caracas lo necesita”.

 

 

“Toda poesía es hostil al capitalismo”, este es el lema que identifica a “Criticarte”, un colectivo cultural nacido en las calles de Caracas desde hace tres años, cuyas antologías se encuentran en Ediciones Cartoneras y que a través de recitales, promoción de los nuevos autores y talleres, reivindica lo nuestro, lo que nos une y lo que nos conecta. Katherine Hernández integrante de grupo lírico, resaltó que “es bueno que se reactiven estos espacios, para que las calles se llenen de amor, poesía y música, eso nos hace regresar y unirnos. Caracas y Venezuela necesitan amor”.

 

 

La próxima cita en estos mismos espacios será el viernes 29 de septiembre, con un despliegue de entretenimiento y cultura al calor de la llama energizante de las letras. Para más información sobre las participaciones venideras de esta Casa Editorial en esta celebración visita nuestro portal web o síguenos a través de @perroyranalibro en Twitter y @Editorialelperroylarana en Facebook.

 

(T/Prensa/FEEPR)
Compartir: Share on FacebookGoogle+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario