Debió haber nacido cerca del 95 adC y muerto en el 51 a los 44 años. Conjeturas, puesto que el único testimonio sobre el poeta fue escrito tres siglos después por San Jerónimo, quien da esas fechas y sugiere que, enloquecido por un filtro de amor, acabó sus días suicidándose. De la misma fuente se supone la admiración de Cicerón por el poeta y, al parecer, Virgilio y Horacio lo tuvieron en alta estima. Lucrecio habló con su austera compasión de la ignorante y desdichada humanidad.

De la naturaleza de las cosas

De la naturaleza de las cosas

DC2019000956Edición: 978-980-396-340-8Audiobook: lf40220068003977

“Si de repente, en fin, la voz alzara

Naturaleza, y estas reprensiones

A cualquier de nosotros dirigiera;

“¿Por qué ¡oh mortal! te desesperas tanto?

¿Por qué te das a llanto desmedido?

¿Por qué gimes y lloras tú la muerte?

Si la pasada vida te fue grata,

Si como en vaso agujereado y roto

No fueron derramados tus placeres,

E ingrata pereció tu vida entera,

¿Por qué no te retiras de la vida

Cual de la mesa el convidado, ahíto;

¡Oh necio! y tomas el seguro puerto

Con ánimo tranquilo? Si, al contrario,

Has dejado escapar todos los bienes

Que se te han ofrecido, y si la vida

Te sirve de disgusto, ¿por qué anhelas

Multiplicar los infelices días

Que en igual desplacer serán pasados?”.

De la naturaleza de las cosas

More info →