Que alguien tenga como mejor amigo a un jaguar de dos metros es algo bastante inusual y sorprendente, que ese jaguar se enferme y empiecen a caérsele las manchas es para sabernos ante lo asombroso, pero que el jaguar resulte ser al mismo tiempo su amigo humano, jaguar y hombre un solo ser, ya parece una alucinación de una realidad paralela distante, sueño de magias posibles cuando se duerme con los ojos abiertos y las palabras desbordadas. Sin embargo, acá está la prueba de que sí es posible, y no lejos, sino en las páginas de este libro raro que ofrece además otros cuentos mutantes, donde un bigote poderoso se enamorará de un frágil bigote rosa, un viejo de doscientos años avanzará hacia atrás en busca de sus recuerdos, una niña que recoge naranjas encontrará un dragón volando sobre su cabeza y otras cosas extrañas pasarán, con el más espléndido desparpajo.

| Descárgalo en la Biblioteca Más Liviana del Mundo

Deja un comentario