Laura Antillano: Una vida dedicada a la literatura

Más que una tarea, es un honor para la Fundación Editorial Escuela El perro y la rana (FEEPR) acercar a sus lectores, no solo a la lectura como ejercicio gratificante para el alma y a los libros como herramienta de emancipación, sino que también a aquellas mentes brillantes que han sido capaces de plasmar en papel, con tinta de ilusiones, letras plenas de vida, enriquecidas con vigorizante pasión; llenas de caminos que conducen a mundos fantásticos y a historias que estremecen las fibras de quien las lee.

En esta ocasión, nos complace dar un vistazo a lo que ha sido la vida y obra de una de las grandes luchadoras que ha parido esta tierra maravillosa. Hoy, la protagonista de este texto es una mujer audaz e inteligente, cuyo talento le ha permitido dar vida a un sinfín de obras; una mujer aguerrida que no se intimida ante las adversidades, sino que utiliza esas experiencias como musa inspiradora para celebrar la vida en cada letra que plasma. Se trata de la promotora de lectura, articulista, titiritera, cuentista, novelista, ensayista, poeta, crítica de cine y literatura, productora radiofónica, promotora cultural, guionista de cine y televisión y docente universitaria, Laura Mercedes Antillano Armas.

 

 

Antillano vio la luz del mundo, bajo el cobijo de nuestra ciudad capital, el 8 de agosto de 1950, pero la vida la llevó a tierras marabinas durante su niñez, lo que la ha vinculado fuertemente con esta región. Sus padres son Lourdes Armas (pintora) y Sergio Antillano (periodista). Sussiete hermanos son: Pablo Antillano Calcaño, Lucía, Sergio, Gerardo, Amanda y Diana Antillano Armas. El 7 de marzo de 1972 egresó de la Universidad del Zulia (LUZ) con el título de Licenciada en Letras, Mención Letras Hispánicas. Posteriormente, realizó estudios en Estados Unidos y Chile.

 

 

Su pasión por las letras se deja ver en el repertorio de títulos que tiene en su haber como escritora. Entre sus publicaciones podemos nombrar: La bella época (1969); La muerte del monstruo come piedra (1971 y 1996); Un carro largo se llama tren (cuentos, 1975); Haticos Casa N.° 20 (cuentos, 1975); Los niños y la literatura (estudio, 1978); Maracaibo: Las paredes del sueño (textos, con fotografías de Julio Vengoechea, 1981); Perfume de gardenia (novela, 1982, 1984 y 1996); Dime si adentro de ti, no oyes tu corazón partir (cuentos, 1983 y 1992); Cuentos de películas (cuentos, 1985 y 1997); Literatura infantil e ideología (estudio, 1987); Solitaria solidaria (novela, 1990 y 2001), ¿Cenan los tigres la noche de Navidad? (cuento infantil, 1990 y 2005); ¡Ay! Qué aburrido es leer: El hábito lector y el cuento de la infancia (estudio); Jacobo ahora no se aburre (cuento infantil, ilustrado por Tony Boza, 1991); Tuna de mar (cuentos, 1991); Diana en la tierra wayúu (novela infantil, 1992); Una vaca querida (literatura infantil, 1996); Apuntes sobre literatura para niños y jóvenes (estudio, 1997); Las aguas tenían reflejos de plata (novela, 2002); Elogio a la comunidad (texto divulgativo, 2004); Poesía completa 1968-2005 (poesía, 2005); Emilio en busca del enmascarado de plata (novela para niños, 2005); La luna no es pan de horno y otros cuentos (antología de cuentos, 2005) y La aventura de leer (estrategias de lectura, 2005).

Entre las obras de esta autora publicadas por la Fundación Editorial Escuela El perro y la rana están: La luna no es pan de horno y otras historias, Libro de amigo yLeer a la orilla del cielo.

 

 

La luna no es pan de horno y otras historias reúne varios de los relatos más destacados de Antillano, historias cargadas de amor, inocencia, vida, que a la vez escudriñan de una manera magistral en las entrañas del dolor ante la muerte materna, acontecimiento inesperado y difícil de superar. El luto de la autora es tomado por ella como fuente de inspiración para escribir, ejercicio que además le permitió sobrellevar su dolor tras el fallecimiento de su madre en 1977. Ese mismo año la obra se alzó con el Premio de Cuento del Diario El Nacional.

Es la mirada del recuerdo la que abarca a la madre y redescubre a la mujer artista y será esa distancia física entre madre e hija, la musa para esta historia y una caricia ante el duelo. Este libro está inscrito en la colección Biblioteca Popular para los Consejos Comunales, serie Las Artes y los Oficios.

 

 

Libro de amigo es un poemario que recoge los versos más destacados de la autora. En él Antillano tomará de la mano al lector para pasearlo por los senderos del tiempo, y por diversas emociones. Esta obra forma parte de la colección Poesía Venezolana, serie Contemporáneos.Leer a la orilla del cielo es una antología hecha por Laura Antillano donde agrupa los escritos de algunos de los mejores narradores venezolanos. Este libro promete ser un gran bote en el que los niños se embarcarán para descubrir hermosos cuentos al navegar por un dulce torrente de personajes e historias maravillosas. Se convertirá en un maravilloso destino al que siempre podrán volver, gracias al poder de la imaginación, para visitar gallinas fantasmas, grillos banqueros y hasta a una niñera que besa sapos.

Recientemente, en la 13.a Feria Internacional del Libro de Venezuela, que tuvo lugar en el Teatro Teresa Carreño en noviembre del año en curso, esta casa editorial sumó a su biblioteca el libro Nadaísmo con vista al lago. Cartas de Gonzalo Arango a Laura Antillano, obra que emerge de los archivos personales de Laura Antillano. En sus páginas se agrupan las misivas enviadas por el escritor colombiano Gonzalo Arango a Laura Antillano durante cuatro años. En ellas el emisor reflexiona sobre el movimiento nadaísta, su génesis y su desarrollo en Colombia. Las cartas estuvieron acompañadas de artículos, ensayos y entrevistas de los cuales, en el libro se muestra una breve selección. Ante la ausencia de las respuestas de Antillano a estos mensajes, se incluye en la obra una breve selección de cuentos de su primer libro La bella época (1965) que fue nombrado con interés por Arango en sus misivas. Este título se ubicará en la colección Trazos y Testimonios, serie Oficio de Vivir.

 

 

Actualmente preside la Fundación La Letra Voladora y coordina el Encuentro con la Literatura y el Audiovisual para Niños y Jóvenes en Venezuela, evento realizado por 11 años consecutivos hasta el 2016.

Su talento ha sido reconocido con galardones como el Premio de Cuento DiarioEl Nacional (1977); Premio Mejor Guion Festival Internacional de Cine de Mérida (1986); Premio Bienal José Rafael Pocaterra (2004) y Premio Nacional de Cultura, Mención Literatura (2015).

Antillano es también conocida por su pasión por la lectura, gusto que la acompaña desde su infancia gracias a la formidable educación que recibió en el seno de un hogar donde los días transcurrían entre lecturas, investigaciones y reuniones intelectuales.

Los libros de Laura Antillano, publicados por esta casa editorial, se encuentran disponibles en nuestra página Web para su descarga gratuita.

 

 

(T/ Prensa/ FEEPR)