El autismo nos convoca a mirar diferente, a detallar lo no acostumbrado, a movilizarnos para lograr ese acercamiento afectivo que realmente produzca un vínculo profundo y una auténtica comunicación. Esta obra busca narrar esta dimensión del autismo y hacer de ella fuente de esperanza para que la vida con autismo se edifique desde el amor y la serenidad. Eduardo, padre de Helena, una adolescente con autismo, nos regala aquí una hermosa, profunda y amena narración de su vida familiar.

Deja un comentario