“Esta investigación no centra su atención en el individuo desarticulado y desconectado de su sabiduría comunitaria, de su historia, de sus ancestros y de sus procesos vitales; es una reflexión que sobrepasa los límites de la historia y la antropología como ciencias sociales —aunque utiliza algunas de sus herramientas— y presenta la parranda llanera y a sus hacedores como un hecho histórico total, que incluye las determinantes histórico-ancestrales, comunitarias y vivenciales con un poderoso componente de análisis político que afianza y justifica los procesos necesarios para la vida en libertad de sus participantes”.

Nelson Hurtado

Deja un comentario