Es una autobiografía que narra la vida artística de la autora, desde la infancia en su Chile natal, pasando por toda Suramérica y Europa. Laura vuelve a realizar su viaje ya desde la memoria, nos lleva por situaciones trágicas acompañadas por momentos felices; muestra los paisajes por los que ha transitado, personajes curiosos, nos dice que la existencia tiene sentido a pesar del dolor más profundo, y en este dolor ha forjado su carácter y su vocación de artista. Escrita con un desparpajo peculiar, la autora invita a celebrar el camino recorrido y a reconocer que nuestras vidas cobran sentido cuando se dejan huellas que permanecerán en el tiempo.

Deja un comentario