Pocas cosas son tan hermosas como la cosmogonía de los grupos primigenios que habitaron en Venezuela. Son innumerables las leyendas y los mitos que explican la formación del mundo, el origen de los animales y de los hombres y las mujeres. Un animal se aleja del pueblo de Cudeido misteriosamente sin que nadie pueda perseguirlo para ver qué hace, hasta que la lapa muy hábilmente lo persigue y logra descubrir su misterio, y a partir de allí sucederán muchas cosas. Este árbol caliebirri, de la mitología de los jivis del Orinoco, es una hermosa metáfora de la abundancia de la naturaleza y de la belleza de los mitos indígenas. Este árbol de la vida será también abundante para sembrar la imaginación de los niños venezolanos.

Deja un comentario