Pandón ekamanín

Pandón ekamanín

lf40220108002277
“La primera idea que me asalta es que no son mis cuentos, son de los pemón, de su tradición oral, a ellos les pertenecen. La segunda idea es que, de ninguna manera, este trabajo tiene pretensiones antropológicas. Son sencillamente la razón para dibujar tepuyes, selvas y sabanas; arcoíris, nubes y cielos; personas que son pájaros y árboles que son personas; rocas parlantes, tucusitos en busca de una flor y acures que viajan dentro de troncos huecos en un mundo alucinado; anacondas gigantes y cerros que se abren para dibujar una tierra que me ha impactado quedándose pegada al cuerpo como una nueva capa de piel, utilizando los colores del cuero sutil de la boa tornasolada con la que los pájaros se cubrieron en el tiempo de Piá, cuando todo lo nombrable era humano”.

Hanneke Wagenaar

Leer más →
Juan Periquito en tercer grado

Juan Periquito en tercer grado

DC2018001630
“El niño, que parecía autista, la seguía mirando como si no fuera con él, cual si estuviese solo en su habitación, con una inexpresiva cara que colmó la paciencia de la empleada.
—¡¡¡Por qué no me contesta, Luis Fernando!!!—estrelló la mujer un grito contra los ojos del niño.
—¡¡¡Porque no me llamo así!!! —contestó con un berrido que retumbó en toda la casa.
—Ah no, ¿y entonces cómo se llama? —se calmó un tanto Belén al constatar que Luis Fernando, por lo menos, no se había vuelto mudo y que lo que quería era jugar un rato.
—Me llamo Juan Periquito —contestó.
Cansada de gritar y preocupada porque el niño estaba a punto de perder el transporte del colegio, Belén no quiso discutir.
—Bueno, Juan Periquito o como se llame, baje ya si no quiere irse en ayunas.”

Juan Periquito en tercer grado

Leer más →
Por estar inventando

Por estar inventando

DC2018001971ISBN (impreso): 978-980-14-4262-2Depósito legal (impreso) : DC2018001545
La imprenta

¿Cuando lees algo genial no te provoca compartirlo con muchas personas a la vez?, ¿o quieres que tus amigos sepan lo que tú ya sabes y que te digan lo que opinan sobre eso?, lo que les gusta y lo que no. Para eso necesitas tener varias copias de lo genial que leíste. ¿Te imaginas escribir 80, 150, 300 veces o más tu libro de la escuela o tus libros de cuentos? ¡Por mucho que te guste escribir, eso no es muy divertido!

Por mucho tiempo así se reproducían los escritos, hasta que en el siglo II (dos), después de aparecer el papel y la tinta, los chinos desarrollaron e implementaron el arte de imprimir, tallando en planchas de madera los signos, letras y escritos que querían reproducir, luego los marcaban mediante presión todas las veces que fuese necesario. El arte de grabar en madera se llama xilografía.

Por estar inventando

Leer más →
El Tigrón

El Tigrón

DC2017000254ISBN (impreso): 978-980-14-3504-4Depósito legal (impreso) : DC2017002290
"El Tigrón, hombre moreno, corpulento y de larga cabellera ensortijada, acostumbraba a caminar por la calle más estrecha y polvorienta de aquel pueblo olvidado, allá, en las cercanías de la ciudad de El Tocuyo. El Tigrón era un hombre que a pesar de sufrir los avatares y la rudeza de la intemperie siempre andaba de buen humor. La gente del pueblo lo saludaba con agrado y hasta le regalaban frutas, dulces, arepas, sopas y otras comidas. También le obsequiaban ropas o prendas de vestir, que extrañamente se negaba a usar porque a él le gustaba andar descalzo y semidesnudo".

El Tigrón

Leer más →
Historias de letras
Imagínate tú

Imagínate tú

DC2018001969ISBN (impreso): 978-980-14-4263-9Depósito legal (impreso) : DC2018001546
“La creatividad es el poder que tiene la mente de hacer que aparezca algo de la nada. Tu cerebro dice “abracadabra, pata de cabra” y en un tris salen ideas, ideas y más ideas. Muchas ideas nuevas. Esas ideas se transforman en cosas que no existían antes o ayudan a mejorar las que ya existen.

La creatividad es muy útil a la hora de hacer una obra de arte. Una obra artística es una creación que provoca emociones por su belleza. Para inventar un cuento o un poema usas la creatividad. También cuando dibujas y coloreas eres creativo. Cuando imaginas pasos de baile, cuando juegas a ser astronauta o elefante de circo, estás creando. Cuando tomas una fotografía o grabas un video te conviertes en su creador.”

Imagínate tú

Leer más →
El triste funeral de una ballena

El triste funeral de una ballena

DC2017002223
La novela con el título de Moby Dick o la ballena blanca fue publicada en 1851, y en sus primeros años no gozó con el interés del público estadounidense. Fue a partir de la segunda década del siglo xx cuando contó con mayor difusión, y la crítica literaria comenzó a considerarlo como un clásico y épica literaria, donde se recogía parte del espíritu nacional de los Estados Unidos. Su autor, Herman Melville, nació en el seno de una familia acomodada que paulatinamente fue perdiendo su estabilidad económica, esto lo llevó a desarrollar varios oficios, entre ellos, a bordo de un barco. Todas estas experiencias lo ayudaron al momento de escribir Moby Dick, al igual que gran parte de su obra, que se desarrolla en el océano. La presente versión se construyó con el criterio de brindarle a los jóvenes una opción de acercamiento a una obra mayor, en la cual pueden encontrar infinitas y fabulosas historias. Leer más →
Juyá y Ayajuy. El dios de las lluvias y el pozo maligno

Juyá y Ayajuy. El dios de las lluvias y el pozo maligno

DC2018001529
Autor:
Colección: Caminos del Sur
Serie: El gallo pelón
Materia: Infantil y Juvenil
“Juyá, el dios de las lluvias, había dejado en la tierra wayúu a tres de sus hijos: el primero era Patshó-Nohuí, el varón, a quien también llamaban Sucrishira que significa libélula o “caballito del diablo”, y que cuando aparece de noche, en alguna ranchería, los wayúu lanzan sobre el fuego hogareño algunas semillas de algodón y un poco de sal para alejar la mala influencia de los caballitos del diablo que están inspirados por Yarujá, el espíritu maligno.

Luego estaban las dos hembras: Sishisí, la flor del suspiro, y Aritasí, la flor del taparo, quienes eran las jóvenes hijas de Juyá y hermanas de Patshó-Nohuí. Sucedió entonces que Juyá dejó a sus tres hijos encargados de vigilar las aguas de lluvia, para que le avisaran de cualquier cosa que pasara. Confiados entonces en que su padre les mandaría el agua necesaria para la fecundación de la tierra amada, Sishisí, la flor del suspiro, y Aritasí, la flor del taparo, amanecían abiertas en dirección a Juyá, señor del invierno.”

Juyá y Ayajui

Leer más →
Píntate de colores

Píntate de colores

DC2018001967ISBN (impreso): 978-980-14-4264-6Depósito legal (impreso) : DC2018001547
Puede que los rayos y los truenos nos asusten un poco pero, como dicen los abuelos, después de la tormenta viene la calma. Si tenemos suerte, tal vez veamos aparecer en el cielo algo muy bonito.

Cuando la lluvia se hace más delgada y aparecen lentamente los rayos del sol, en el cielo se pinta un arco de colores. ¡Es el arcoíris!

No siempre se puede ver, pero si quieres mirar uno, puedes intentar con este conjuro:

Gotas grandes y chiquitas
con una pizca de luz
y unas hilachas bonitas
transparentes como el tul.
Agua y sol, agua y sol
y un sendero de color.

¿Pero cómo puede aparecer algo tan colorido en medio de un cielo gris?

Píntate de colores

Leer más →
La serpiente de cascabel y otros relatos

La serpiente de cascabel y otros relatos

DC2017002220
En la obra Los desterrados y otros textos: antología 1907-1937, se menciona que Quiroga ejerció una severa crítica sobre su obra, tanto al revisar sus cuentos como al seleccionarlos y armar los libros. De aquellas selecciones, Rodríguez Monegal opinó que “hubiera sido más acertado (de parte de Quiroga) recoger entonces en el volumen (Más allá) sus historias de animales posteriores a los Cuentos de la selva”. Los relatos no seleccionados por Quiroga, ya sea por escrupulosa selección o por aparecer posteriormente en el ámbito de las revistas y otras publicaciones periódicas, son sin duda de lectura elemental para adentrarse en el complejo universo de este autor. (…) La pasión de este escritor uruguayo por la vida en el monte, los animales, la eterna persecución de ese otro que es presa y cazador está representada en estas historias. Sirva, pues, esta compilación del maestro del cuento latinoamericano para que acompañen en el camino pantanoso y nunca seguro de la selva a los jóvenes lectores. Leer más →
Niebla

Niebla

DC2018001550
“«Pero aquel chiquillo —iba diciéndose Augusto, que más bien que pensaba hablaba consigo mismo—, ¿qué hará allí, tirado de bruces en el suelo? ¡Contemplar a alguna hormiga, de seguro! ¡La hormiga, ¡bah!, uno de los animales más hipócritas! Apenas hace sino pasearse y hacernos creer que trabaja. Es como ese gandul que va ahí, a paso de carga, codeando a todos aquellos con quienes se cruza, y no me cabe duda de que no tiene nada que hacer. ¡Qué ha de tener que hacer, hombre, qué ha de tener que hacer! Es un vago, un vago como... ¡No, yo no soy un vago! Mi imaginación no descansa. Los vagos son ellos, los que dicen que trabajan y no hacen sino aturdirse y ahogar el pensamiento. Porque, vamos a ver, ese mamarracho de chocolatero que se pone ahí, detrás de esa vidriera, a darle al rollo majadero, para que le veamos, ese exhibicionista del trabajo, ¿qué es sino un vago? Y a nosotros ¿qué nos importa que trabaje o no? ¡El trabajo! ¡El trabajo! ¡Hipocresía! Para trabajo el de ese pobre paralítico que va ahí medio arrastrándose... Pero ¿y qué sé yo? ¡Perdone, hermano! —esto se lo dijo en voz alta—. ¿Hermano? ¿Hermano en qué? ¡En parálisis! Dicen que todos somos hijos de Adán. Y este, Joaquinito, ¿es también hijo de Adán? ¡Adiós, Joaquín! ¡Vaya, ya tenemos el inevitable automóvil, ruido y polvo! ¿Y qué se adelanta con suprimir así distancias? La manía de viajar viene de topofobía y no de filotopía; el que viaja mucho va huyendo de cada lugar que deja y no buscando cada lugar a que llega. Viajar... viajar... Qué chisme más molesto es el paraguas... Calla, ¿qué es esto?»

Y se detuvo a la puerta de una casa donde había entrado la garrida moza que le llevara imantado tras de sus ojos. Y entonces se dio cuenta Augusto de que la había venido siguiendo. La portera de la casa le miraba con ojillos maliciosos, y aquella mirada le sugirió a Augusto lo que entonces debía hacer.”

Niebla
Leer más →

La cabeza de un alijuna malo

La cabeza de un alijuna malo

ISBN (impreso): 978-980-14-2019-4Depósito legal (impreso) : lf40220168001179
Autor:
Colección: Caminos del Sur
Serie: El gallo pelón
Materia: Infantil y Juvenil
“Hace muchos años llegó a la ranchería de un wayúu muy joven un alijuma. Éste venía en son de comercio. Traía un peón de su confianza, con dos animales cargados con mercancías que, para aquella época, era muy solicitada en la Guajira que para conseguirla había que ir hasta los lejanos sitios urbanos de los alijunas”.

La cabeza de un alijuna malo

Leer más →