El Tigrón es un hombre fascinante, tierno e iracundo a la vez, nos divierte recorriendo el pequeño pueblo de El Tocuyo como si fuera su propia casa. Cada calle es un corredor; el río es la bañera donde se da los mejores baños, junto a las piedras y el barro; cada árbol es un techo para el descanso y los habitantes del pueblo son su familia. Los niños juegan con él y hacen que se moleste cuando lo llaman con el nombre de un animal menos fuerte que el tigre. Él es el más poderoso de todos, pues los deliciosos dulces de su “Amá” Rafaela lo alimentaron tanto que se convirtió en El Tigrón y luego se inmortalizó para vivir siempre en nuestras memorias y en nuestros corazones.

| Descárgalo en la Biblioteca Más Liviana del Mundo

Compartir: Share on FacebookGoogle+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario